martes, 11 de mayo de 2010

LA INTREPIDEZ DEL IGNORANTE

Hace unos días tuve conocimiento de una de esas cosas que para otros sería desagradable, pero que a mí me la trae al viento: alguien dijo de mí que solo digo tonterías. No obstante, aunque me importe tanto como la depreciación accionarial de las empresas fabricantes de fundas para las puntas de cordones de zapatos, me ha parecido interesante que alguien me tenga tan presente.

Tontería: acciones, pensamientos o palabras propias de un tonto.
Siempre he pensado que hay que ser demasiado inteligente para llamar a alguien tonto, por lo que nunca me he atrevido. Teniendo esto en cuenta, me honra que alguien de tal inteligencia, esté pendiente de mis acciones, pensamientos o palabras.

La cosa se pone aún más interesante si tenemos en cuenta que, el tipo en cuestión, a penas me conocía de haberme visto dos veces, lo que me hace pensar que, además de una gran inteligencia, posee extremada perspicacia, habilidad mental y capacidad de análisis inmediato. Todo un portento de persona, casi un genio, pendiente de mí… ¡Ni que yo mereciera semejante atención!

“Este tío solo dice tonterías”, aseguró el ínclito. Alguna que otra vez he dicho aquello de que “el insulto es el recurso de quien no tiene argumentos”, pero este señor ha demostrado, a juzgar por su profunda reflexión, ser un dechado de virtudes, adalid del discernimiento, y con un basto conocimiento de la naturaleza humana. Tal atención recibida de alguien con semejantes dones, son de agradecer.

Así pues, gracias por tu esmero y vigilancia, amigo. Solo espero, desde la humildad del ignorante, que tengas a bien iluminarme con tu sapiencia. Siempre caigo en el error de creer que es mejor ir aprendiendo poco a poco, y mientras tanto, entretenerme diciendo tonterías. Antes defendía la grandeza de descubrir nuevos mundos a cada instante que paso conociendo a los demás, pero es mucho mejor lo tuyo… ¿no?

Hoy por primera vez, sin que sirva de precedente y aunque no me llamo Simón, me auto-dedico "La canción de la semana", que puedes ver más abajo.
Gracias pues, por tus sabias palabras, y que tengas mucha suerte.



© Lucky Tovar

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ladran Sancho, luego cabalgamos. Felicita de mi parte a tu "amigo", que debe ser un tipo repleto de sinsustacia.
Salud Compadre

Manolo Poy

Rebecca dijo...

Bravo! por lo que has dicho!



un saludo cordial^^